Los egrégores (II): cómo conservar tu libertad en dinámicas grupales.

La libertad y la integración en los egrégores:

Cuando entramos en cualquier grupo,o somos afines a creencias determinadas, damos paso a que nuestra energía se vaya alineando con su energía,creencias y propósitos. No importa si es un grupo de amigos,de trabajo,de meditación,una religión,o una creencia sobre cualquier asunto.

Si entramos en un grupo o egregor de manera consciente,tenemos el poder de distinguir entre nuestra energía y la del grupo. Nuestros pensamientos y los del grupo. Es decir,compartimos ciertos fines o creencias, pero mantenemos nuestra individualidad. Hay razones muy complejas para esto. Pero resumiendo podemos decir que depende de la capacidad de la persona para mantener su independencia y raciocinio. Cierta madurez energética y psicológica.

egrégores, conservando tu libertad en grupos.
Todos hemos sentido alguna vez la “presión” de tener que actuar o pensar de determinada forma por estar en un grupo.

Pertenecer a un egregor, siempre tiene influencias en nosotros. Esto depende fundamentalmente de dos cosas:
-Las creencias y propositos del grupo (si son mas cerradas o abiertas, o cuales son estas).
– La conciencia individual de la persona que se integra, y por tanto, cuanto de su voluntad y libertad “cede” al grupo para integrarse en el o beneficiarse del mismo.

MEDITACION Y EQUILIBRIO

Etapa prepersonal y personal en el individuo:

Esto depende de la etapa de maduración personal y espiritual en el que la persona se halla. Algunos místicos y maestros denominan este proceso de maduración humana como el paso de la etapa grupal o prepersonal, a la etapa individual o personal.

egrégores y libertad
Muchas personas no son conscientes que se puede pertenecer a un grupo y mantener su independencia y voluntad.


  • En la primera, el ser humano necesita aún experimentar y encontrar la verdad de su vida a través de grupos, y no es consciente de su poder personal. Su conciencia y estructura energética es más dependiente de creencias y autoridades externas: maestros, gurús, familias, estados, grupos, religiones,etc. Su libertad y su verdad están supeditadas a estas. Esto, aclararemos, no es incorrecto ni malo, simplemente es una etapa evolutiva. Que va paralela a otros procesos distintos de maduración espiritual humana en los que todos nos encontramos.
  • En la segunda el ser humano está en camino de alcanzar su individualidad a través de la reconexión y alineación con su conciencia, y usa su interacción con grupos y creencias solo como herramientas en el camino, siendo consciente de que su verdadero maestro es interno, en conexión con su divinidad. Está camino de la reintegración.

Este es el verdadero reto del ser humano, reconquistar nuestro poder, nuestro ser, nuestra independencia y nuestra libertad.

MEDITACION Y EQUILIBRIO

La cesión de la voluntad a la “autoridad”: el paternalismo.

Las personas que se hallan en una etapa grupal o prepersonal de conciencia, se sienten seguros integrandose por completo en grupos. Tienen necesidad de buscar autoridades externas donde colocar cómodamente su voluntad para que estas les guien. También esto es así porque quizá nadie les ha enseñado que se puede estar en un grupo sin ceder totalmente tu voluntad a el.
Es muy humano, y es una etapa necesaria de maduración, tanto en el ser humano como en la propia vida. Creemos erroneamente que no somos suficientes sin un grupo que nos ampare. Algo mas grande que nosotros, sintiendonos pequeñitos y desempoderados. Buscamos un padre, ya sea este un Dios externo, un estado, un maestro, un líder carismático, etc.
Pero nos quedamos ahí, cediendo lo que somos y podemos ser a esa figura paterna. Pero el padre, el gurú, el grupo o el maestro no es más que un guía hacia tu propio maestro. Una estación en el tren de tu vida, y no el destino final: tu verdad.


El buen maestro, como el buen padre, sabe que un buen dia su discípulo seguirá su camino, e incluso construirá quizá su propio método.

MEDITACION Y EQUILIBRIO
egregores y libertad. Busqueda de madurez humana.
Un buen dia, tras aprender lo que era necesario, el discípulo deja el grupo, la comunidad o el maestro para encontrar su propio camino.

Dejar “el nido”:


Todos necesitamos, por ejemplo, crecer en base a la autoridad familiar, paterna o materna para, en cierto punto de la vida, tomar la decisión de “abandonar el nido” buscando nuestro propio destino. Nuestros padres serán siempre nuestros padres, y sus enseñanzas sin duda nos habrán servido y estarán integradas en nosotros para siempre. Pero no dejar su circulo de influencia y ser “eternos niños” bajo su protección o guía, no parece la opción que nos lleve a tomar las riendas de nuestra vida y evolucionar.

egrégores y libertad.
Hijos que nunca se van de casa, padres que no desean que sus hijos se vayan.

La madurez humana y espiritual: el miedo a la libertad.


A veces los padres pueden también manipular a sus hijos para que “nunca abandonen el nido”, haciendoles dependientes e inmaduros. También hay hijos que, por comodidad o temor, prefieren vivir sus vidas apegados a sus padres, aunque esto les reste independencia y evolución.
Este ejemplo y esquema tan sencillo es totalmente aplicable al fenómeno de la cesión de la voluntad a grupos o egrégores. Ya sean estos creencias, ideologías, clubs, el estado, medios de comunicación, religiones, familias, etc. El modus operandi es el mismo. Una falta de madurez humana que nos hace no sentirnos capaces de tomar las riendas de nuestro destino, y dejarlas en manos de otros, esperando y confiando que esos “otros”, nos lleven a buen puerto, actuando como hijos inmaduros en manos de figuras “paternalistas”.

Cuando nunca hemos sido libres, tenemos miedo a la libertad. Cuando nunca hemos encontrado la verdad por nosotros mismos, siempre asumiendo la de otros, tenemos miedo a la verdad.

MEDITACION Y EQUILIBRIO

miedo a la libertad y egrégores.
El pájaro que lleva toda la vida enjaulado, ya no sabría vivir en libertad. Depende de nosotros para vivir.

Los egrégores se “defienden”:

Un egregor es una estructura viva. Como explicabamos se “alimenta” de las emociones y pensamientos de sus integrantes, imprimiendoles a su vez direcciónes o propósitos. Es algo natural. De la misma manera que nuestras formas de pensamiento que creamos desean alimentarse de las mismas emociones y deseos que las crearon. Esto no supone que un egregor sea algo malvado, sino simplemente sigue su naturaleza

Esto sucede por el consentimiento consciente o no de sus miembros. Esto nos pasa constantemente, desde que somos pequeños cuando interactuamos con grupos.

Muchas personas en grupos temen disentir de las creencias del mismo, no quieren ser señalados. Sobre todo en aquellos donde sus creencias son más rigidas o excluyentes. Asi que se plegan al grupo.

MEDITACION Y EQUILIBRIO


egrégores y libertad. Esquema de egregor.
La energía del egregor permea a sus integrantes.

La energia del egregor esta viva. Por tanto si alguien que pertenece al grupo disiente, el egregor testa si es una “amenaza” para la armonía energética del mismo. El egregor cuida, integra y comparte (y también toma) energía de sus integrantes. Pero también “se defiende“, y si hay cierto componente que manifiestamente no “comulga” con la malla energética, la energía trata de expulsarlo, o cambiar su polaridad (convertirlo). Esto es visible en grupos en los cuales una persona disiente fuertemente. Sino es directamente expulsado por los integrantes, la energía del egregor le hará sentir incómodo de maneras muy diversas.

El egregor “usa” a sus integrantes:

Podemos encontrar ejemplos claros de esto en la vida diaria. El egregor actua a través de sus integrantes. Estos inconscientemente se convierten en extensiones del egregor. Defienden las creencias del mismo ante cualquier “amenaza”. Tal amenaza podemos definirla como una energía diferente que no “comulgue” con el egregor. Ideas distintas. Esto solo puede suceder si los integrantes del egregor han cedido su voluntad a este y no son conscientes de su individualidad. Es decir son “poseidos” por la energía del egregor como auténticos títeres irracionales pues no actuan desde su discernimiento individual. Todos nos hemos plegado en la vida en algún momento a otros cediendo nuestra voluntad a ellos por completo, casi siempre con resultados dolorosos. Y por ello hemos dejado grupos de amigos, clubes, religiones, creencias que no nos llevaban a ninguna parte.

egrégores y libertad.
La energía diferente es excluida de los egregores o grupos si no son afines a estos.

“Mente colmena”: cuando el egregor y tu sois uno.

El fenómeno de mente colmena se define como un grupo de personas determinado que con unas creencias comunes, actua y piensa de manera idéntica , a semejanza con ciertas organizaciones sociales animales, como las hormigas o las abejas.

Las hormigas y abejas. Mente colmena. Pensamiento grupal.

Esto sucede sobre todo en egregores masivos modernos, donde las personas que lo integran no son conscientes de la división entre su individualidad y el egregor. Esto lleva al egregor a usar la energía de sus integrantes para extender su influencia y retroalimentarse.
Las personas ya sea ocasionalmente o durante periodos amplios de tiempo, anulan su voluntad que pertenece al egregor. Defienden sus creencias incluso fanaticamente. Sienten de manera similar, reaccionan de manera similar, independientemente de como sean en su vida fuera del grupo.

Es lo que se denomina “mente colmena”, donde el individuo cesa de ser tal, para pasar a convertirse en un “peón” de la energia y objetivos del egregor. Es tan fascinante como aterrador. De ello podemos encontrar muchos ejemplos en la historia humana. Algunos de ellos de actualidad.

mEDITACION Y EQUILIBRIO
mente colmena. Egrégores y libertad.
Los fenómenos de “mente colmena” son cada vez más frecuentes. Repetimos la historia una y otra vez sin ser conscientes de ello.

La TV como máximo exponente de “mente colmena”:

La Tv es el exponente máximo de “programación” de mente colmena, donde la individualidad y el discernimiento es sustituido, desde edades tempranas, por un pensamiento colectivo. Crecemos con la TV, y esta se convierte en un medio de conocimiento de la realidad, para muchos casi el único. Muchos seres humanos no cuestionan su veracidad, ni la visión o visiones de la realidad que en ella se proyectan. Tiene un componente de autoridad impresionante. Usa conscientemente mecanismos de manipulación emocional. Está ampliamente estudiado y demostrado por la psicologia moderna. Esto se realiza a través de una construcción sesgada de la realidad, donde su capacidad de difusión global hace muy sencilla la programación periodica de los televidentes. Su componente afectivo en nuestras vidas es tal, que esto es obviado, incluso por seres humanos con alto nivel intelectual o formacion académica.

 Tv y mente colmena
Ver la vida a través de una pantalla de cristal.

Si nos paramos a reflexionar, ver y entender la vida desde que comenzamos a andar a través de una pantalla de cristal, la TV, es realmente triste, incluso ridículo. ¿Somos, sabemos y vivimos solo en base a lo que vemos en una pantalla de cristal?

MEDITACION Y EQUILIBRIO.

La repetición: Los sloganes y otras estrategias de afianzar los egrégores.

Hablábamos en la parte I de este artículo de como la repetición es la base de la fuerza de un grupo o egregor. De la misma forma, para poder reforzar la energía o propositos del egregor, se usa la repetición de consignas y frases también para reforzar o programar las creencias de los integrantes.
Esto se ve muy claro por ejemplo en la construcción de unidades militares.

La instrucción militar. Ejemplo muy claro del "pensamiento único" y mente colmena
La instrucción militar. Ejemplo muy claro de la programación mental para propositos concretos.

Consignas, mantras y frases:

Se usan estrategias como horarios ferreos que impidan el descanso o la reflexión , anulación de la individualidad por medio de sometimiento al “bien común“, anulación de la “personalidad” anterior, para construcción de una nueva , y consignas y frases repetidas una y otra vez hasta la saciedad. “Mantras” varios, repetidos diariamente hasta que se interiorizan y sustituyen la individualidad y pensamiento propio por el del grupo. Esto es evidente en unidades militares que deben funcionar de determinada manera si quieren ser efectivas en combate, y apoyarse en el poder del grupo para minimizar el miedo y la variedad de visiones humanas que destruirian su poder. Muchos grupos usan estas tácticas de repetición y adoctrinamiento. Bombardeos incesantes de las mismas frases una y otra vez no son casuales. Tienen un objetivo claro: el control total sobre las personas y su pensamiento.

programacion mental
Un claro ejemplo de programación mental y consignas.

Igualar por fuera es igualar por dentro:


El “igualamiento” es otra de las tácticas. Ya sea rapar a todos al cero, llevar la misma vestimenta o uniformes, mascaras, colores, peinados. Todo es parte de una “ritualización” para , al igualar a los integrantes, sublimar el poder de los egrégores, que es el poder del pensamiento y dirección única por encima del pensamiento individual.
La manipulación emocional, a través del miedo por ejemplo, ya sea aislando a unas personas de otras, o manipulando su miedo a la exclusión social o la muerte, se ha realizado de manera muy diversas para programar determinadas conductas, haciendo también a las personas mas dependientes del grupo, sus creencias y propositos. Haciendoles sentir que fuera del grupo no hay nada.

Algunas conclusiones para conservar tu individualidad y voluntad:

  • Los egrégores son la parte energética no física de los grupos humanos. Estos se forman en base a creencias y propositos afines. Son “redes” de energía en las que las personas se integran . Estas redes pueden durar mucho tiempo alimentadas por los pensamientos y creencias comunes de los integrantes
  • Los egrégores tienen un líder o líderes. Estos son los gestores de la energía del grupo, y directores de las creencias y propositos del mismo. Los líderes también pueden llegar a hacerse “adictos” a la energía que sus seguidores les depositan.
El líder del egregor es su pilar y gestor.
  • Estos egrégores pueden ser ocasionales o perdurables, ya sea este un grupo que se reune ocasionalmente, o un grupo que lleva a cabo la misma actividad de manera periódica por un largo periodo de tiempo, en cuyo caso la energía toma forma y vida.
  • Pueden ser positivos o negativos. Esto depende de las creencias y propósitos que haya detrás de los egrégores. Por tanto puede llevar a las personas a grandes progresos y movimientos de cambio social, o por el contrario a grandes desastres o terribles eventos.
  • Las ordenes místicas, grupos de poder humanos, religiones y otras estructuras que tienen conocimientos de la formación y naturaleza de los egrégores pueden llevar a los integrantes de su egregor de manera mucho mas poderosa en direcciones beneficiosas o perjudiciales.
Muchas ordenes místicas y tradiciones espirituales saben trabajar con la energía de su propio egregor desde hace siglos.
  • Las formas de pensamiento son la “materia prima” en la formación de un egregor. Una forma de pensamiento es la expresión para definir la huella energética que dejan tus pensamientos a nivel sutil, no físico. Estos están cargados por lo general con emociones y deseos. Las formas de pensamiento pueden también usarse para fines positivos o negativos. Una forma de pensamiento positiva o negativa tenderá a nutrirse del mismo tipo de emociones y pensamientos que la creó. Por tanto es importante no alimentar determinados pensamientos negativos, ni crearlos indiscriminadamente. ¡Observa lo que piensas!
Formas de pensamiento.

Conclusión:

Los seres humanos pueden usar las creencias y su pertenencia a los egrégores para progresar, o pueden acabar siendo dependientes de estos, cediendo su voluntad a “mentes colmena”, donde se pierde la individualidad en pos de la seguridad en el grupo.
Esto depende fundamentalmente de su madurez humana y espiritual. Su madurez humana es la capacidad de poder integrarse en grupos, creencias y sistemas sin ceder totalmente su voluntad a estos. Esto se realiza manteniendo la conciencia de si mismo y la independencia energética. También integrandose en creencias y sistemas abiertos que les permitan progresar y seguir su camino si lo desean, y no en creencias o grupos cerrados.
Los seres humanos necesitamos la interacción social, los grupos. Esto no es algo negativo o perjudicial per se. Se convierte en perjudicial cuando cedemos nuestra voluntad e individualidad. Esto puede llegar a ser muy peligroso y llevarnos a una total esclavitud.

Tú eliges.

Bibliografía sobre Egrégores:

Egregores: las entidades ocultas que manejan el destino de la humanidad.” Mark Stavish.

“Les egregores: Forces psychiques des groupes humains”. Alain Brethes.

“El secreto de los egrégores”. Eric Barone.

“Formas de pensamiento” Leadbeater y A.Besant.


1 comentario en “Los egrégores (II): cómo conservar tu libertad en dinámicas grupales.

Los comentarios están cerrados.